Introducción a Salmos : 1281

|

Introducción a Salmos

Comentario Bíblico / Producido por el Proyecto de la Teología del trabajo

El libro de Salmos es en parte un libro de himnos, en parte libro de oración, en parte literatura sobre la sabiduría y en parte una antología de poemas acerca de Israel y Dios. Su tema principal es asombrosamente amplio. Por una parte, proclama alabanza y oración para el Altísimo (Sal 50:14) y por otra parte, abarca experiencias humanas tan íntimas como el duelo por una madre (Sal 35:14). Salmos es peculiar en el Antiguo Testamento ya que la mayor parte del libro presenta a personas hablándole a Dios. En todos los demás libros del Antiguo Testamento, encontramos relatos o vemos principalmente a Dios hablándoles a las personas (como en la ley y los profetas).

Aunque tienen miles de años de antigüedad, prácticamente todos los salmos de una forma u otra, reflejan nuestras propias luchas y alegrías hoy día. Sea el que sea el tema de un salmo en particular, cada uno expresa las emociones que sentimos mientras lidiamos con los problemas de la vida. Algunos salmos capturan nuestro deleite en Dios cuando experimentamos la presencia divina al atravesar una situación difícil que ha tenido un buen final. Otros expresan emociones fuertes de ira o dolor en la lucha por entender por qué Dios no ha actuado como creemos que debería hacerlo cuando “los malvados triunfan”. En algunos, Dios habla. En otros, Dios está en silencio. Algunos encuentran solución, mientras que otros nos dejan con preguntas sin responder.

Los salmos no fueron escritos por una sola persona en un solo momento, como lo indica la variedad de atribuciones en los títulos. De hecho, el estudio de la autoría del libro de Salmos —así como sus fechas de composición, contextos, propósitos, usos y transmisión— es un campo importante de los estudios bíblicos. Las herramientas de la historia de las formas y el análisis literario comparativo (especialmente en comparaciones con la literatura ugarítica) se han usado bastante en el estudio de los Salmos.[1] No intentaremos ahondar en estos estudios en general, pero nos basaremos en dicha investigación ya que es necesaria para ayudarnos a entender y aplicar los salmos al trabajo.

El trabajo en los Salmos

El trabajo aparece regularmente a lo largo de los ciento cincuenta salmos. Algunas veces, el interés de los salmos en el trabajo recae en la ética individual, incluyendo la integridad y la obediencia a Dios en nuestro trabajo, el trato con la competencia y la ansiedad acerca del éxito aparente de las personas deshonestas. Otros salmos tocan el tema de la ética de las organizaciones —ya sean tan pequeñas como un hogar, o tan grandes como una nación. Los temas modernos a los que aplican estos salmos incluyen la ética de negocios, el manejo de la presión institucional, la globalización, las consecuencias de las fallas en el lugar de trabajo y las infracciones a nivel nacional. Otro tema principal relacionado con el trabajo en Salmos es la presencia de Dios con nosotros en el trabajo. Aquí encontramos temas tales como la guía de Dios, la creatividad humana fundamentada en Dios (quien sostiene toda la productividad), la importancia de hacer un trabajo realmente valioso y la gracia de Dios en nuestro trabajo. Los salmos se interesan de forma particular en el trabajo del matrimonio, la crianza de los hijos y el cuidado de los padres. Bajo todos los temas particulares, se encuentra la proclamación de Salmos de la gloria de Dios en toda la creación. La gran variedad de temas relacionados con el trabajo en este libro no es una sorpresa.

Los cinco libros de Salmos

La característica estructural más evidente del Salterio es su división en cinco libros: Libro 1 (Sal 1-41), Libro 2 (Sal 42-72), Libro 3 (Sal 73-89), Libro 4 (Sal 90-106) y Libro 5 (Sal 107-150). No se sabe plenamente cuando o porqué se hacen estas divisiones, aunque se han propuesto muchas teorías. El Libro 1 se centra en gran medida en las experiencias de David y el Libro 2 habla de David y su reinado. El Libro 3 es más sombrío, tiene una buena parte de lamentos y quejas y termina en el Salmo 89 con el pacto de David y la nación en ruinas. El Libro 4 habla con seriedad acerca de la mortalidad humana (Sal 90), pero también habla triunfantemente acerca de Dios como el gran rey que gobierna todo (Sal 93 y 95-99). El Libro 5 es una mezcla, pero termina en celebración cuando las naciones y toda la creación adoran al Dios de Israel (ver Sal 148).

Por tanto, vemos un movimiento general que va desde David al reino de David, al fin de la dinastía de David, a la alabanza de Dios mismo como rey de la tierra y finalmente al triunfo del reino de Dios. Esto le da una dirección narrativa al Salterio como un todo, pero muchos salmos en la colección no encajan en esta disposición. En cierta medida, la razón para el orden actual de los salmos sigue siendo un misterio. Si hay una sola y enorme estructura, o no la entendemos completamente o no se sigue estrictamente.

Estrategias interpretativas para los Salmos

Es posible que la naturaleza única de los salmos nos dificulte entenderlos en su contexto original y mucho más aplicarlos a la vida y el trabajo actual. El libro de Salmos es una colección bastante diversa y esto hace que sea difícil generalizar. ¿Debemos estudiar los salmos para encontrar instrucción? ¿Leerlos para aprender sobre la historia? ¿Orar o cantarlos solos o con otras personas? La Biblia misma no nos da una respuesta. Antes de que podamos profundizar en la aplicación de los salmos en el trabajo, necesitamos desarrollar estrategias interpretativas que nos ayuden a aprovecharlos al máximo.

Nuestra metodología aquí será explorar una selección de salmos escogidos porque dicen algo significativo acerca del trabajo o dicen algo importante acerca de la vida que aplica de forma relevante en el trabajo. En la práctica en términos generales, esto significa que los salmos han sido seleccionados porque los colaboradores, el comité directivo o los revisores de la Teología de Trabajo los consideran particularmente importantes en su propio estudio o experiencia. Sin duda, este es un método de selección no sistemático. El comentario resultante no busca ser exhaustivo, o incluso necesariamente correcto. En cambio, su propósito es presentar una serie de ejemplos de cómo los grupos o individuos cristianos puede usar los salmos fielmente mientras buscan integrar su fe con su trabajo.

Peter C. Craigie, Psalms 1-50 [Salmos 1-50], 2ª ed., vol. 19, Word Biblical Commentary [Comentario bíblico de la Palabra] (Nashville: Nelson Reference & Electronic, 2004), 45-55.