El trasfondo histórico de Samuel, Reyes y Crónicas : 1319

|

El trasfondo histórico de Samuel, Reyes y Crónicas

Comentario Bíblico / Producido por el Proyecto de la Teología del trabajo

El interés de los libros se centra en el trabajo del rey cuando Israel se convierte en una monarquía. El relato comienza en una época en la que las doce tribus de Israel llevan bastante tiempo violando las reglas, los principios éticos, las metas y virtudes del liderazgo que Dios estableció para ellos, lo que se puede encontrar en los libros desde Génesis hasta Deuteronomio. Después de casi doscientos años de gobiernos cada vez peores de varios “jueces” (líderes temporales), Israel se encuentra en ruinas. Samuel, Reyes y Crónicas narran la intervención de Dios en el gobierno de Israel mientras Su pueblo pasa de ser una débil confederación tribal a una monarquía prometedora, lo que lleva al fracaso cuando las siguientes generaciones de reyes abandonan a Dios y sus enseñanzas. Desafortunadamente, la historia termina con la destrucción de la nación de Israel, la cual nunca fue restaurada durante el período bíblico.

Este pareciera no ser un contexto prometedor para un estudio del arte de gobernar o liderar, sin embargo, la guía de Dios siempre es evidente en la narrativa, sea que las personas decidan seguirla o no. Al leer la historia miles de años después podemos aprender tanto de sus éxitos como de sus fracasos.

La posición teológica fundamental de los libros es que si el rey es fiel a Dios, la nación prospera económica, social y militarmente. Si el rey es infiel, surge una catástrofe nacional. Así que la historia del pueblo de Dios se cuenta principalmente por medio de las acciones de los altos líderes del gobierno, para decirlo en términos modernos. El gobierno es necesario en toda clase de comunidad o institución, ya sea política, cívica, de negocios, sin ánimo de lucro, académica o de cualquier otro tipo. Estos libros ofrecen lecciones que aplican al gobierno en todos los sectores de la sociedad actual y permiten un estudio provechoso del liderazgo, demostrando cómo las condiciones de vida de muchas personas dependen de lo que los líderes hagan y digan.

Los académicos piensan que, originalmente, cada par de libros (1 y 2 de Samuel, 1 y 2 de Reyes y 1 y 2 de Crónicas) era un solo libro que se dividió en dos pergaminos. Los pergaminos de Samuel y Reyes presentan una historia política integral de las monarquías israelitas. Por su parte, Crónicas cuenta la misma historia de Reyes pero con un enfoque en los aspectos sacerdotales o de adoración de la historia hebrea. Seguiremos la narrativa en tres actos: (1) El paso de confederación tribal a monarquía, (2) la edad de oro de la monarquía y (3) el paso de monarquías fallidas al exilio.